was successfully added to your cart.

Carrito

La relación entre empresa y consultora: paradigmas que llegan a su fin

Cuál es el rol de las consultoras a la hora de acoplarse con las empresas que las contratan para encontrar la colaboración que el negocio requiere

Después de más de treinta años de trabajo y participar en las conversaciones cotidianas con las empresas de la región en búsqueda de información, he podido comprender qué es lo que ocurre en los mercados. A raíz de esta trayectoria he conseguido sintetizar en cuatro conceptos lo que permite a empresas y consultoras converger en resultados accionables:

Administrar bien el tiempo

Es decir, saber en qué momento hay que seguir desplegando hipótesis y cuándo detenerse, chequear y volver a desplegar. Una de las razones por lo cual el modelo de las startup es inspirador es porque el ritmo que manda en este tipo de compañías debe adecuarse al flujo de la información y análisis que se necesita para avanzar rápidamente. Generar hipótesis, salir a la calle, levantar información parcial, analizar y depurar y luego volver a salir hasta cerrar el proceso. Este, para ser exitoso, requiere que por parte de las consultoras y las empresas se deje de separar lo cuantitativo de lo cualitativo, ya que ambas forman una unidad y su cruce efectivo es lo que permite llegar a data representativa, algo más que el tema estadístico.

Promover una dinámica sistémica

Generar equipos de trabajo interdisciplinarios que comprendan la importancia del momento y el lugar en que está el negocio es fundamental para generar buenas hipótesis e iniciar un proceso efectivo de toma de información o diagnóstico de esta. La mayoría de las veces los dolores no son vistos de manera sistémica, es decir, como una resultante de cómo el negocio, la empresa y sus dinámicas transaccionales se están desplegando en el mercado y en los procesos internos de la empresa. De lo contrario, muchos de los dolores son tratados de manera abstracta y describen problemas de un área de negocio desconectado de los otros. De ahí que las metodologías que surgen del Service Blueprint sean herramientas fundamentales en la articulación del front y el back en el proceso de toma de decisiones.

El lenguaje como elemento sociabilizador

Muchos creen, hasta que se cometen errores, que todos hablan de lo mismo, que usan las mismas palabras y conceptos para describir una situación. Muchas veces eso no es así, ya que en la cultura latina cuesta mucho preguntar y admitir que no se ha entendido algo, por el qué dirán, por la imagen que cada uno se juega frente a los otros. Es clave generar conversaciones informales y lúdicas en el trabajo de equipo que rompan esos espacios formales y estructurados construidos por años en la lógica del conocimiento y no de las preguntas, de las inquietudes, del aprendizaje. De ahí la relevancia que entre empresa y consultora el trabajo sea horizontal, en donde la conversación y su continuidad sean aspectos determinantes de una relación efectiva.

Pasión, pasión, pasión

Hay un paradigma de liderazgo que está muriendo, el del “líder sujeto”, la persona que conduce, motiva y seduce a los otros para cumplir los objetivos comunes. Hoy el paradigma que se impone es el del “líder comunidad”, donde hay un grupo que trabaja sistémicamente y genera la fuerza, la energía y la pasión para colaborar mutuamente y complementarse. Esto implica que cada uno, desde su rol/cargo, aporta en el sistema general. Lo importante es lo que cada mirada aporta desde la experiencia y no solo desde el conocimiento. Para ello se requieren equipos que generen confianza, donde el sistema de trabajo es más determinante que la demanda y el control constante. Eso es, un cambio que debe vencer una cultura en la que vivimos en desconfianza y verticalidad.

En este escenario, la columna vertebral hacia el progreso y la adaptabilidad es la integración de equipos de trabajo en un tiempo real, acotado a su dinámica de intervención y con libertad de creerse todos los días un poco más; donde la frontera entre la empresa y la consultora es transitoria cuando hay que trabajar en pro de valores que se comparten.

 

 

*Artículo escrito por Carlos Vila, consultor asociado de Praxis Customer Engagement, en exclusiva para la edición especial Praxis Xperience Index: La experiencia de clientes en el centro de la estrategia, publicada el domingo 24 de marzo del 2019 en colaboración con La Tercera.

© Praxis Customer Engagement